MUJER-ARAÑA

 

Viajé en corazones cerrados.

Cuerpos extraños adustos

viriles cuerpos que alzaron

sus falos.

Hombres inexplorado continente.

 

Viajé en estos cuerpos gocé

de los arroyos de fluidos les pregunté

si sabían cómo tocar a la Mujer.

Si querían conquistar a la Mujer.

 

Como nosotras los sedujimos tocando

los cordones-en-punta de los sentidos penetrando

—entramos succionamos drenamos

infundimos nuestro propio veneno.

 

Seducimos intensamente a nuestras víctimas.

¿Quién nos vio como víctimas,

quién nos sedujo?

En la guerra de los sexos nos ven como trofeo.

Clavan su bandera en nuestro cuerpo

y se retiran gimiendo.

 

El nuevo siglo regresa al Matriarcado

y reclamo ya

que incautos machos erijan mi mástil.

 

(2000)

Ποιήματα